Queens of the Stone Age en Auckland 2014

La experiencia del rock a veces es algo contradictoria. Lo más ROCK que tuvo la jornada fue un loco que se paró en la plaza frente al estadio Vector Arena a gritarles a los tipos de seguridad “Where is the rock? Fuck you! Fuck this shit, man!”  y cosas por el estilo, provocándolos para que se cruzaran a buscarlo. “Why don’t YOU come here?”, le contestaban riéndose. Este momento de desacato de país Commonwealth duró unos cinco minutos reloj. Yo ya me había buscado un lugar en el pasto desde donde mirar la pelea, pero tuve que llenar el vacío de tiempo y emociones leyendo el libro de Kerouac que llevaba en mi bolsito a todos lados. En el puesto de merchandise, afuera, había una larga cola de gente comprando remeras.

Cuando el sol ya no podía esquivar los altos edificios del Downtown para  alcanzarme con sus rayos, decidí entonces que era momento de entrar al estadio. La gente, vestida de negro y a veces con camperas de cuero con tachas, ingresaba de a poco, despacio y ordenadamente. Éramos una especie de manada de  rinocerontes Jumanji amansados y contentos. Los guardias maoríes me revisaron la cartera para corroborar que lo más peligroso que tenía era un ibuprofeno, mientras tanto en mi mente iba sonando “Nicotine, Valium, Micodin, Marijuana, Extasy and Alcohol…whooo” como para hacer la previa.

Merchandise Stand en el Vector Arena

Me compré una cerveza de nueve dólares y  busqué mi asiento. De compañeritos de fila me tocaron un kiwi que venía de Bluff –la otra punta de Nueva Zelanda- y una colorada de Wellington que se había traído su propia botella de agua encanutada. A las siete en punto abrió la banda soporte Brody Dalle, la cual yo no conocía pero me hizo pensar que Justin Bieber tiene mucho que aprender de la puntualidad del rock. El vocalista tenía una voz particular que sonaba podrida cuando cantaba pero se tornaba algo femenina cuando hablaba con el público entre un tema y otro. Desde mi lugar en el extremo opuesto al escenario yo veía una cabeza rubia con el pelo corto hasta los hombros. Por un momento pensé que el cantante de los Hanson les había pegado una patada en el orto a los hermanos para armarse una banda de punk, pero luego caí en la cuenta de que Brody Dalle es una mujer. Y que los Hanson siempre serán los Hanson.

Todo bien, pero después de dos temas preferí guardar la salud de mis oídos para las otras bandas así que salí a comprarme otra cerveza de nueve dólares, que era la más barata, y a terminar el tercer viaje de Sal Paradise y Dean Moriarty. Un par de chicos que andaban por ahí  -y que probablemente también estaban preocupados por la salud de sus oídos- me pidieron que les sacara una foto. “Qué buen libro, seguí disfrutando de On the Road” me dijeron al final. Tener un libro de un escritor beat en las manos para una chica, es como salir a la plaza con un cachorrito para un nerd: Nunca falla.

A eso de las ocho empezó a tocar Queens of the Stone Age. El recital estuvo bueno, sin embargo la gente en esta parte del mundo no es muy cálida; salta poco y casi no canta. Y la banda se va ni bien termina el último tema, sin que le pidan otra, sin despedidas. Supongo que en el “ser rockero” también hay contradicción: El rock es agitación, protesta y celebración en contra del sistema, del orden, de la guerra, del dinero, del amor, de la salud, de la cerveza a nueve dólares, de lo que sea. Pero parece que el público kiwi  no tiene mucho de qué quejarse. Y esto me trae de nuevo a las contradicciones porque yo, por ejemplo, prefiero  el público de Auckland a una señora que llama al programa de Mario Pereyra.

A las nueve y media o’clock Nine Inch Nails apareció sobre el escenario entre claroscuros y humaredas y dio un súper show, gran parte crédito de Trent Reznor que es un animador nato y hace que a uno le den ganas de dar un salto sobre la baranda y caer en el campo para seguir saltando. Me imaginé las proporciones atómicas del mismo evento en Argentina. Venid, abanderados del Stoner, y sentid el ardor de un pueblo que siempre tiene por qué protestar.


Nine Inch Nails

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s